Políticos Online, 3 años después.

10/11/2013

Ya pasaron casi 3 años desde que empecé a programar Políticos Online. Y de alguna manera cumplió su prometido (aunque en su momento no lo tenía claro). Hace unas semanas me contactó el periodista Cristian Savio para hacerme algunas preguntas para una nota que estaba escribiendo para Newsweek, lo que me dió la oportunidad de recapacitar y sacar conclusiones de lo que estuve viendo durante este tiempo. Me parece que las conclusiones que saqué, sorprenderán a más de uno.

La nota salió en la revista Newsweek de Octubre, bajo el título Twitter-cracia.

-¿Cómo y cuándo nació la idea de polìticosonline y qué conclusiones podés sacar sobre el uso que le dan los políticos a Twitter?

Políticos Online lo comencé a realizar en Enero del 2011. La campaña de Obama del 2008 había creado un nuevo paradigma, la adopción de figuras públicas en argentina de Twitter se incrementaba y al mismo tiempo comencé a ver que los medios argentinos comenzaban a cubrir mas seguido lo que acontecía en Twitter como un nuevo fenómeno. Decidí crear PolíticosOnline para hacer un seguimiento de lo que iba a pasar en los meses venideros y del impacto que los políticos iban a tener en este nuevo espacio.
Luego de casi 3 años, pude ver como los políticos y sus equipos han recorrido un proceso de exploración. Algunos han incrementado su participación, otros han cambiado y algunos, como el Canciller Timerman, decidieron salirse del todo.
Con respecto a su uso y participación, en general creo que la gran mayoría no ha conseguido grandes resultados. Ha ocurrido como las grandes marcas acostumbradas a “broadcastear”, donde han utilizado el canal para hacer promoción de su gestión, eventualmente hacer alguna comunicación importante y en decir mini-discursos partidarios que no siento que tengan mayor impacto. Lo mismo veo con quienes son los que interactuan con el político. En general son los mismos grupos militantes, identificados explicitamente en sus nombres o descripciones los que comentan, twittean y ponen favorito. No estoy convencido que el político haya logrado trascender su mensaje mas allá de los mismos círculos que lo siguen fuera de internet.
Quienes han sacado algún provecho, han sido aquellos que lograron trascender y sus dichos en canales como Twitter alcanzaron mayores aires al ser levantados por los medios tradicionales. Cristina en los últimos meses ha sido bastante exitosa en humanizar su comentario, logrando generar conversación y varias tapa de diarios por sus dichos en Twitter.

-¿Podrías darme una sintética explicación de en qué consiste y cómo se calcular la variable “influencia” del ranking de politicosonline?

Para utilizar el ranking, utilizamos una herramienta comercial que se ha posicionado como el “standard” en influencia online a nivel global. Si bien ha sido discutida, los valores entre los Políticos Argentinos han sido coherentes. El mismo considera la participación del político en la red, el número de seguidores que están activos (elimina el ya explorado problema de los seguidores falsos), el impacto de su participación en la comunidad y otras variables de presencia online, incluso su perfil en Wikipedia.

 

 

-¿Qué situaciones provocan un mayor aumento repentino de seguidores (reales) en la cuenta de un político? (a priori, se me ocurre que intervenciones en medios masivos, específicamente en TV, deben ser los principales promotores de ese fenómeno ¿es así? ¿hay otros?)

Los grandes picos ocurren cuando la personalidad ha tenido una visibilidad mediática fuera de lo normal. Algún dicho cruzado con otro político, épocas de elecciones, participación en programas de televisión o algún dicho en Twitter que haya generado revuelo.

-¿Considerás que la valoración de un político en las redes sociales en general, y Twitter en particular, es clave en la construcción de la imagen de ese político? ¿O es simplemente un indicador de presencia e influencia en un espectro no  tan determinante? Quiero decir: ¿cuánto de su capital simbólico se juega un político en las redes sociales?

No creo que sea clave. Puede ser una oportunidad única de diferenciación. Pero si no hay ideas nuevas, no se crea contenido, no se sale de los círculos tradicionales de influencia, Twitter es otro espacio mal aprovechado. El político tiene una constante oportunidad de hacer algo distinto. Si no lo hace en la calle, no lo va a hacer en Twitter.

 

-¿Cuál sería el uso “ideal” de Twitter por parte de un político? ¿Podemos pensar en un modelo de cuenta de x cantidad de tweets diarios, x cantidad de retweets, interacción polémica con pares, respuestas a seguidores no políticos, etc?

 Un político debería usar las redes para escuchar todo lo que se dice en relación a los problemas del día a día de la gente. Encontrar quienes son agentes de cambio que son exitosos en las redes y amplificarlos. Si hay alguien en el Salta que está ayudando con la educación, si hay alguien en Chubut con una ONG para disminuir el hambre y trabajar en esa linea. Tomar a esa gente y trabajar en red para acelerar la solución a los problemas del país. Las redes ofrecen una oportunidad única para acelerar la concreción de objetivos con el poder de la comunicación y la gente. Personalmente creo que es mejor que un político no diga absolutamente nada en sus canales sociales, y ayude a aquellos con poder y acción directa.